¿Cómo sé si estudiar en USA es la mejor opción para mí?

Todos conocemos a gente que ha decidido estudiar su carrera universitaria en los Estados Unidos y casi todas las semanas estamos bombardeados con noticias sobre becas, sobre todo las deportivas, concedidas a alumnos españoles para estudiar en América.  Durante el 2016, más de 6.000 alumnos españoles decidieron “dar el salto” y continuar su educación en una de las miles de universidades de USA.

Pero, ¿como sabemos si esta opción es la mejor para nosotros y cuáles son las cuestiones que debemos considerar a la hora de valorar esta opción?

Desde luego es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera.  Sobre todo, hay que tener en cuenta desde el principio los costes significativos asociados con estos estudios y los sacrificios que pueden suponer para la familia.

7 razones para estudiar la carrera en los Estados Unidos

Pero para aquellos que han demostrado un alto nivel de logros académicos, atléticos o en las artes, los que demuestran una curiosidad intelectual y cultural, que se esfuerzan por “ir más lejos”, una educación universitaria en los Estados Unidos ofrece algunas oportunidades sin parangón.

Año tras año las universidades de Estados Unidos ocupan los lugares más destacados de los rankings mundiales. En base a sus niveles de inversión en I+D, la calidad del profesorado, la calidad de vida en los Campus, sus recursos e instalaciones y muchas otras métricas, el sistema estadounidense es realmente uno de los mejores del mundo. Con literalmente miles de instituciones a elegir, con diferentes niveles de rigor académico, y con un alto grado de flexibilidad en los programas de grado, el sistema universitario de Estados Unidos ofrece opciones casi ilimitadas.

He aquí algunas de las ventajas más citadas por los alumnos internacionales que han estudiado en USA:

  1.  El acceso a los profesores–  Clases más pequeñas, de carácter más participativo, permiten mejor acceso a los profesores.  Para el estudiante internacional significa poder contar con orientación y ayuda adicional a lo largo de la carrera. No es difícil hoy en día encontrar publicidad, de entre las diversas universidades, de sus atractivos ratios entre profesor/alumno, a? por debajo de 10 a 1.
  2.  La participación de investigación–  La oportunidad de participar en proyectos de investigación desde el primer año del grado permite a los estudiantes tomar decisiones y prepararse para sus carreras futuras de una manera que es a la vez estimulante y práctica.
  3.  Prácticas–  Los programas de prácticas o “Co-op”, muy extendidas en las universidades, proporcionan a los estudiantes una introducción muy práctica a la carrera que están estudiando y les permite adquirir una experiencia valiosa que les servirá bien a la hora de entrar en el mercado laboral.
  4.  Inmersión cultural–  Para el estudiante que de verdad quiere “ver el mundo”, involucrarse en y debatir cuestiones de interés universal, o simplemente hacer nuevos amigos interesantes, la experiencia de la universidad de Estados Unidos no va a defraudar.  Hoy en día, muchas tienen un alumnado internacional por encima del 15% y una representación multirracial que refleja la heterogeneidad del país.
  5.  Instalaciones incomparables–  Ya se trate de residencias universitarias, comedores, complejos deportivos, centros de investigación o bibliotecas, miles de millones de dólares de dinero se gastan cada año en las universidades para actualizar y crear nuevas infraestructuras y recursos. De hecho, algunas universidades han llegado a crear “ecosistemas” tan autosuficientes que sus estudiantes ni siquiera tienen necesidad de salir del Campus en todo el año (aunque les animamos a hacerlo)
  6.  Redes de apoyo / Perspectivas de empleo–  Para la mayoría de las universidades, invertir en sus departamentos de orientación profesional constituye una prioridad esencial, ya que el ROI? sobre el coste de los estudios es un factor que se mide con cada vez mayor interés por parte de alumnos y padres. Para el alumno, representa un recurso valiosísimo, un “puente” entre sus actividades académicas y la carrera que desean desarrollar. Por último, las redes extensas de alumnos antiguos pueden ser muy útiles para acceder a información y consejos sobre el acceso al mundo laboral.
  7.  Credenciales–  No cabe duda de que, cara al mundo laboral actual tan competitivo, el haber realizado la carrera en una universidad americana puede ofrecer ciertas ventajas adicionales al alumno.  Más allá del “factor de prestigio” que aportan algunos diplomas, la misma preparación que ofrece el sistema americano, la experiencia en sí, pueden ayudar a aumentar el atractivo del candidato para ciertos empleadores.

En Acceso EE.UU. trabajamos con nuestros alumnos para explorar y seleccionar las mejores opciones académicas en los EE.UU., partiendo de perfil único, intereses y motivaciones de cada uno de ellos. Ofrecemos orientación y asesoramiento antes, durante y después del proceso de admisión, la elaboración de estrategias personalizadas y solicitudes atractivas y convincentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *